miércoles, enero 26

Las inscripciones, cada vez más caras

Me encanta correr carreras populares. Hace muchos años que lo hago, y quizá por ello paso por alto la constante subida del precio de las inscripciones. Supongo que prefiero quedarme con lo positivo, desde pasar un buen rato hasta mejorar una marca.
Pero estos últimos años empiezo a pensar que la subida está siendo excesiva. No sé si es una percepción mía o un hecho constatable, pero mucho me temo que correr en Catalunya nos sale más caro. Inscribirse en la Media de Montornès (famosa por el generoso lote de su patrocinador Henkel) cuesta 18 euros, más otros 2 euros de seguro obligatorio. En Granollers, por poner otro ejemplo célebre, el dorsal se paga a 20 euros, más otros 3 euros extra si no tienes chip amarillo. Si te inscribes a partir del 1 de diciembre (con dos meses de antelación!) el precio sube a 25 (o 28, sin chip amarillo). Lo mismo ocurre con la media de Barcelona: 17 euros si tienes el consabido chip, y 20 si no lo tienes. Si llegas 'fuera de plazo' (un mes antes de la prueba...) entonces pagas 21 o 24 euros, con o sin chip.
Por curiosidad, echo un vistazo a algunas medias también famosas, pero fuera de Catalunya. ¿Y qué me encuentro? La media de Albacete (la mejor del Estado, según la RFEA) cobra... ¡9 euros! Y si tienes chip amarillo, 6 euros. En la media de Madrid se pagan 13 euros. Y, si buscamos otras ciudades (también sobre media maratón), encontramos casos como... Toledo, 8 euros. Otras un poco más caras (pero más baratas que en catalunya) serían Valladolid (15 euros), Valencia (17 euros)...
Dejando de lado las diferencias entre comunidades, si uno se pone a hacer números, las cifras cantan. En Montornès, sólo para la media (recordemos que hay otras distancias) se 'venden' 3.300 dorsales. Suponiendo que nadie contrate un seguro, salen unos ingresos de 59.400 euros, que sin duda se verán incrementados por las inscripciones en otras distancias. Un servidor cree que con bastante menos de ese presupuesto se puede hacer una muy buena carrera, entre otras cosas porque para eso están los patrocinadores. También se destina dinero a los ganadores, pero en total suma 2.000 euros entre categoría masculina y femenina.
Por supuesto, no acuso a nadie de quedarse dinero ni de querer lucrarse ilícitamente con ello. Sencillamente, mi conclusión es que el esfuerzo de financiación se traslada íntegramente al corredor, que acaba pagándolo y con creces, sin apoyarse en absoluto en patrocinadores.
Hace unos meses se armó una buena cuando la RFEA impuso un único pago de 9 euros por el famoso 'carnet del corredor'. Tal vez deberíamos replantearnos otras cosas, como por ejemplo el precio de las carreras.
Por lo que a mí respecta, este año no correré en Montornès.

5 comentarios:

Guillermo dijo...

Coñó.
Y pensaba yo que las de Madrid eran caras, ya veo como se las gastan en Catalunya...

Está visto que aquí va a trincar todo el que puede, sin ningún escrúpulo.
Eso sí, luego hablan de promocionar el deporte y esas chorradas.

Por contra aluciné en Sevilla, allí son casi todas gratuitas.

Salu2-G

TRIRUNNER dijo...

Completamente de acuerdo Guillermo. Y cada vez se ofrece menos por más, en muchas carreras se corre de forma masificada, sin tener en cuenta la 'comodidad' de los que van a disfrutar del deporte... me pregunto hasta qué punto esto se está convirtiendo en un negocio.

Blogger dijo...

Créetelo, Guillermo. Yo no quería insinuar que nadie se lucre con la organización de la carrera (no lo sé, la verdad), pero creo que quizá esté mal gestionado: las inscripciones deberían cubrir los posibles costes, y los patrocinadores aportar los regalos pertinentes (con el consiguiente beneficio en imagen de marca).

Maikis Running Bikers dijo...

Tienes toda la razon Blogger, pero mucha culpa la tenemos nosotros, yo me incluyo, si te das cuenta en todas las medias que has nombrados, si no te inscribes casi de los primeros en muchas te quedas sin dorsal, todos las quieren correr, sean caras o no, por ejemplo, en la Media de Mataró se agotaron los dorsales en dos días, en Montornés, no creo que tarden mucho en agotarse, se pague mas o menos por el dorsal, la gente se punta a todas estas, algunos por su afición al deporte y otros por los regalos que dan los patrocinadores.

sali2.

Blogger dijo...

Sí, y en una lógica de mercado yo entendería que si hay mucha demanda los precios pueden subir. Pero creo que en una carrera popular no debería ser así.
Las populares viven un auténtico 'boom' como yo no había visto antes, pero creo que los límites deben estar en los plazos (orden de inscripción), no en los precios.
¿Acabará siendo el nuestro un deporte elitista? ¿Os imagináis!