sábado, diciembre 15

Se deja ganar porque el vencedor se detuvo por error

Lo he leído hoy en El País: el pasado 2 de diciembre, en el Cross de Burlada, el atleta Iván Fernández iba segundo tras el kenyata Abel Mutai, que tenía una ventaja de unos 20 metros. Pero en la recta final, el kenyata se equivoca y se detiene antes de tiempo. Fernández, con un gesto de deportividad difícil de ver, entiende al momento que se trata de un error y deja que sea Mutai el ganador
Su entrenador, el célebre Martín Fiz, le dio un pequeño tirón de orejas, aunque admitió que el gesto de su pupilo le honra como persona.
Os dejo el vídeo. Veréis que Fernández tiene que empujar literalmente a Mutai para que sea él quien gane!


2 comentarios:

Ochobre 34 dijo...

Por gestos como este, el atletismo sigue siendo un deporte especial.

lastima que no tomen nota los deportistas profesionales de otras disciplinas,

un saludo

Blogger dijo...

Bien dicho, amigo! Totalmente de acuerdo