martes, febrero 19

¿Deben las carreras ser un negocio?

La foto que no 'compré'...
Empezaré contestando a mi propia pregunta con otro interrogante:
- ¿Por qué no?
Cuando un colectivo tiene una 'necesidad' y hay alguien dispuesto a 'resolverla' a un precio que conviene a ambas partes... la existencia de una empresa cobra sentido. Los corredores somos ese colectivo que demanda carreras, y éstas deben ser organizadas por alguien (eso cuesta esfuerzo y dinero). Así que... ¿por qué no?
Pero... aquí vienen los peros.
Veréis: os planteo esto a raíz de la Mitja Marató de Barcelona que tuvo lugar el pasado domingo, y que si no recuerdo mal es la media más cara en la que he participado hasta ahora (29 euros, es decir, a 1,38 euros por kilómetro recorrido: ¡tan caro como la gasolina!).
Corrí esta media muy a gusto y la disfruté en compañía de mi amigo Ferran; pasamos un buen rato. Como fuimos a un ritmo más bien suave (lo que da de sí mi entrenamiento, qué le vamos a hacer) tuve ocasión de ver y escuchar comentarios sobre el precio de la carrera y el 'negocio' montado alrededor de la carrera. Me llamó la atención un par de corredores que, en lugar de dorsal, llevaban un cartel colgado en la espalda donde se leía algo así como "el deporte amateur no debe ser un negocio". La verdad es que no estoy de acuerdo: el deporte amateur puede ser un negocio, como son un negocio la psicología, la salud, el amor y tantas otras cosas importantes en la vida.
El problema es que, cuando una carrera plantea las cosas en términos de empresa, se expone a que alguien (como un servidor) la juzgue en esos mismos términos. Y desde este punto de vista tengo algunos comentarios que hacer a los organizadores de 'La Mitja':
1. Como 'cliente' de su 'empresa', me temo que el 'servicio' no ha estado a la altura de las expectativas: 29 euros por correr por las calles de mi ciudad... mmmmm, no sé, no sé. Recibí, eso sí, una camiseta de una marca comercial conocida por sus bajos precios. Además, esa marca patrocinaba el evento, así que encima hicieron ustedes una operación de 'crosselling' conmigo muy poco elegante.
2. Al inscribirme, seleccioné la opción 'no quiero recibir información comercial'. Aun así, el lunes recibí el mail de una empresa de fotografía que me proponía comprar fotos al módico precio de 19,9 euros (una ganga, oye). ¿No es eso información comercial?
3. Como cliente y usuario de sus servicios... ups, he dicho 'servicios'... ¿por qué había que hacer una cola insoportable para usar los urinarios? ¿acaso no sabían que había 14.000 inscritos?
4. Y hablando de colas, creo que jamás había hecho una cola tan larga para dejar mi mochila en el guardarropa de una carrera (llevo 23 años corriendo).
5. Tampoco entiendo el papel de los 'voluntarios'. ¿No hemos quedado en que esto es un negocio? ¿Entonces los colaboradores no deben ser empleados? (¿quizá autónomos que cobran a tanto la hora?). Si la calculadora no me falla, los 14.000 inscritos les han dejado a ustedes un presupuesto de... ¡350.000 euros! (seré bueno y no contaré los ingresos de patrocinadores).

Señores organizadores: si de verdad quieren dar un buen servicio a sus clientes, o sea nosotros los corredores, les aconsejo que se asesoren, por ejemplo, con los organizadores de la Cinc Cims de Corbera. Ellos les enseñarán cómo se organiza de verdad una carrera. ¡A lo mejor hasta lo hacen gratis!

Pd: No cito a las marcas patrocinadoras porque, para ellas, mi blog es también un negocio por el que deberán pagar.

5 comentarios:

La Gazza Ladra dijo...

Muy buenas reflexiones.
Según mi humilde punto de vista, las carreras populares son, a día de hoy, un negocio redondo como he dicho en algunos artículos en mi blog.

Evidentemente, hay opiniones para todos los gustos, pero si no fuese un negocio redondo:
a) no habría tantas ni habría proliferado su número en tan corto espacio de tiempo.
y b) los organizadores que hayan comprobado que no ganan nada (instituciones oficiales incluidas) sino dolores de cabeza, dudo muchísimo que al año siguiente lo vuelvan a realizar por el simple "amor al arte"...

Por otro lado, nadie obliga a nadie a participar, y lo que me parece muy mal es que haya gente que corra sin dorsal. Yo intento ser consecuente, y aunque lo desee, no participo porque no puedo (económicamente) y no quiero (moralmente); hacerlo sería aprovecharme descaradamente del resto de participantes. Por eso he optado a correr en las carreras populares gratuitas (que todavía hay, por suerte) y/o en las que tengan un precio de inscripción medianamente razonable...

En fin, no me enrollo más.

Salud!

Anónimo dijo...

Muy buen post con un buen análisis del boom actual del running. Estoy de acuerdo en casi todo lo que opinas, viéndolo como runner o "usuario" de cursas populares.

Muy acertado lo del cross-selling del sponsor principal de la media. Pienso exactamente igual que tú.

Los comentarios de "La Gazza Ladra" también reflejan la realidad actual. Estoy de acuerdo que hay que correr con dorsal, es una inscripción voluntaria y hay que aceptar las condiciones.
Un aspecto positivo que me gustaría destacar es la presencia el domingo de muchos extranjeros (europeos principalmente) así como en otras pruebas como la Maratón, triatlones, etc. Las cursas son un negocio redondo que también atraen turismo y generan ingresos en otros sectores...
Nuevamente, felicidades por el post!!
Te sigo desde hoy. Soy el marido de Barcelonette ;)
Luis

Blogger dijo...

Gracias por vuestros comentarios! Como veis, corrí con dorsal, jeje
Luis, me alegro de verte por aquí! Veo que X. se acordó del nombre del blog ;)

Novatillo total dijo...

Esto se nos ha ido de las manos.

El running sabemos que está sobredimensionado, no hay mas que salir a correr esta tarde a un parque.

Eso los organizadores lo saben, y estiran y estiran y estiran... y como de momento no se rompe...

Te pongo un ejemplo demoledor. En Pamplona, un diario local organiza una carrera. Por un parque (por el que yo entreno), sin cortar una sola calle,

7km --> 15 €

Para calmar sus conciencias, dicen que 3€ van a nosequé ONG.

A mi no me pillan....

abuelo runner dijo...

Llevas toda la razon amigo Aureli, yo para no poner peros.. estas que son con animo de lucro... ya no las corro, a no ser que sea un maraton y no me haya apuntado antes por otros problemas personales.